Ser fotografo de bodas en Sevilla

sevillaLa fotografía social en particular la fotografía para bodas, está pasando por un momento delicado. La crisis económica y los cambios tecnológicos están influyendo de forma determinante.

Aunque la gente se sigue casando, y más aún en nuestra ciudad de Sevilla donde hay más tradición de bodas religiosas que en otras ciudades de España, la crisis económica hace que muchas parejas opten por una opción no profesional para tener los recuerdos del día de su boda.

El uso extendido de las nuevas tecnologías y la fotografía digital está dando como resultado que la profesionalidad en este sector se esté diluyendo por el intrusismo, etc.

Pero aún hay gente que valora el día de su boda y no deja los recuerdos de uno de los días más preciados a cualquiera.

Ser fotógrafo de bodas, no es sólo la técnica, la experiencia, es también el estilo propio y la relación del fotógrafo con la pareja. Este no es un servicio cualquiera. Se trata de un día muy especial.

Sevilla es un marco inmejorable para la fotografía de bodas. Sus lugares emblemáticos como el parque de María Luisa, sus monumentos centenarios mundialmente conocido y una especial y peculiar luz única. Nuestra latitud nos da esa luz especial que directores de cine como Spielberg han buscado expresamente para alguna de sus películas.

Por lo tanto ser fotógrafo de bodas en Sevilla es cuestión de seguir apostando por aquellos que valoran este día y ofrecerles lo mejor tanto del fotógrafo como de la ciudad.

En estos tiempos donde tanto se busca el progreso y la innovación, este es un sector que, aunque lo implementa, requiere y sobre todo en la ciudad de Sevilla, de la tradición.